Las redes sociales son el medio de distribución del futuro

El comportamiento de los consumidores no solo está cambiando de forma muy rápida, sino que, además, está cambiando su trasfondo, en parte como resultado de las redes sociales. No es ningún secreto que el modelo tradicional, en el que los consumidores compran productos como respuesta a la publicidad, se está dejando de lado. Ahora hay que centrarse en aquellos consumidores que solo responden a la información real y fiable. Y, precisamente, debido a esta fiabilidad las redes sociales juegan un papel importante.

¿Es posible que sea precisamente ese componente social el que constituya la base de los nuevos conceptos de venta al por menor? ¿Qué significa esta evolución? ¿Cuál es el futuro de la comercialización «real» de productos? En mi opinión, el futuro se basa en una nueva forma de venta al por menor en la que tener los productos de siempre en los estantes de un supermercado ya no funciona, si no que se compra a través de recomendaciones personales. Los especialistas en márquetin saben que, hoy en día, solo las redes sociales consiguen despertar el interés de las personas.

Nuevos conceptos

Estos nuevos conceptos confirman que, en los próximos años, se prevé un fuerte aumento de nuevos métodos de venta al por menor centrados en el comercio social. Gracias a la combinación de la informática, Internet y la conexión entre las personas, se ha generado una nueva dimensión dentro del comercio minorista.

¿Por qué deduzco que se va a producir una rápida aceptación de este nuevo concepto de distribución? Porque muchas personas ven que los nuevos modelos de distribución basados en una red social ofrecen grandes oportunidades para obtener ingresos adicionales. Se trata de una evolución que lleva a que cada vez más consumidores se administren más y más desde sus propias tiendas web. No resulta sorprendente que la plataforma Shop Socially afirme que las compras de consumidores llevadas a cabo a través de una red social sean entre 3 y 5 veces más beneficiosas que a través de los canales tradicionales.

Información de un producto a través de una red social

Los consumidores están tomando cada vez más el control. Los compromisos comerciales son el resultado del potencial de una red social. Los usuarios satisfechos con un producto, cuya compra ha sido influenciada por comentarios en su red social, tienen más capacidad de convicción que un anuncio normal. Las redes sociales ofrecen a los proveedores de productos un mayor impacto a través de recomendaciones específicas. Las compras dirigidas se hacen precisamente porque las personas afines dentro de una misma red social comparten los mismos intereses u otras características.

Como es lógico, también existen algunos inconvenientes. ¿Cómo me puedo fiar del consejo de un amigo si tiene interés en la venta? En realidad, esto no me preocupa mucho. Si un producto no te gusta o no te entusiasma, no vas a bombardear a tu red con correos. Y si a tu red no le gusta algo, se informará de ello inmediatamente. Sin duda, creo en el potencial de compartir con entusiasmo productos de alta calidad que tú, como proveedor, también utilizas.

El lado personal hace que las redes sociales sean más divertidas

A menudo se subestima lo divertido que puede llegar a ser lo que se conoce como «clic social». Porque ¿qué es lo que motiva a alguien a compartir su entusiasmo por un producto o servicio? Los productos que tienen los mejores resultados son aquellos en los que los clientes 1) se les ve realmente satisfechos con ellos y 2) de verdad piensan que están haciendo un favor a sus amigos. La recompensa es importante, pero como elemento motivador ocupa claramente un segundo lugar. La motivación intrínseca está por encima de todo. En realidad, las recomendaciones a través de redes sociales están supliendo a los comentarios o testimonios en la web del producto. Sobre todo en aquellos productos más complejos donde la fiabilidad y la satisfacción son la clave.

Web comercial socialmente inteligente

Mientras tanto, sabemos que el crecimiento de la venta al por menor se puede dar a través de la combinación de «plataformas en línea» con «comunicación y recomendación personal». Al éxito de Bol.com y Amazon le seguirá el de los nuevos proveedores para los cuales las redes sociales y el comercio electrónico vayan de la mano. Los nuevos proveedores como Beyuna utilizan un modelo de negocio que se centra puramente en la recomendación personal. Esto da a los consumidores acceso directo y exclusivo a productos de alta calidad dentro de una categoría concreta. Los nuevos conceptos de distribución que nacen de las redes sociales conducen a una distribución más justa de los ingresos y a la recompensa personal.

Estoy convencido de que muchos sectores comerciales desaparecerán como resultado del potencial que ofrece hoy en día una web social inteligente. El potencial de la venta personalizada y de las redes sociales está aumentando significativamente. Lo mismo sucede si utilizamos las redes sociales para optimizar los flujos de información a tiempo real en los sectores comerciales. Esto cambiará en poco tiempo la venta al por menor tradicional, y la independencia económica aportará nuevas oportunidades para la innovación y el crecimiento, y aparecerán más emprendedores.

Valor añadido al proceso de compra

Las redes sociales son la nueva piedra angular de la distribución y el consumo. El futuro está diseñado para una nueva generación de empresas, en la que compradores y proveedores están vinculados entre sí en un entorno social humano. Compartir experiencias supone un valor añadido en el proceso de compra. El comercio y las redes se automatizarán entre los consumidores. Las recomendaciones entre personas es lo único que de verdad puede hacer que los mercados y los productos avancen. Todo basado en información fiable proporcionada por otras personas.

La famosa cita de la jefa ejecutiva de IBM, Virginia Rometty, lo ilustra muy bien: «Se te calificará por la información y el valor que generes, y por cómo lo compartas». Esta es su forma de entender la nueva forma de colaboración, en la que el intercambio de experiencias, la transparencia y la apertura se convierten en valores importantes.

En Beyuna, estamos convencidos de que este es el futuro. El éxito de un negocio se basa en una red social llena de calidad y positividad.

Lucas IJsbrandy, jefe ejecutivo de Beyuna