"Designing a world where people come first"

«Diseñar un mundo en el que las personas sean lo primero»

Nuestra sociedad está buscando nuevos modelos económicos y conceptos empresariales porque el mundo se está reajustando actualmente. Todos los días leemos información sobre los efectos de la automatización y la robotización; o sobre la gestión de líneas, que ya está siendo descartada por las empresas.

Entre el 45 % y el 55 % de los trabajos actuales no existirá dentro de 10 a 15 años. Considera la pérdida de empleos en el sector sanitario: más de 34 000 empleos por primera vez en décadas. Los algoritmos avanzados están reemplazando 140 millones de empleos a tiempo completo de trabajadores del conocimiento. Se trata de modelos informáticos que reemplazarán el trabajo del conocimiento.

¿Qué le está pasando al mundo?

Se está creando un nuevo mundo económico a un ritmo acelerado, en el que los puestos de trabajo existentes están disminuyendo. Eso afecta al espíritu de las personas, que ven que la estabilidad financiera basada en un contrato de empleo fijo y logros sociales se está convirtiendo rápidamente en algo del pasado. Nos hemos dado cuenta de que hay que encontrar una nueva vía; una vía que debe conducir a la independencia económica; a generar más rentas a partir de las propias capacidades. No sorprende que el término «ingresos adicionales» sea el más buscado en Google.

También he oído esto en conversaciones en diversos lugares de diferentes países. Hay mucha incertidumbre y todos estamos buscando nuevas perspectivas para el futuro. Definitivamente, las generaciones más jóvenes están abiertas a un enfoque alternativo para generar y ampliar sus ingresos, en el que la responsabilidad propia ya no es un concepto negativo. Miremos a Asia, donde florece el espíritu empresarial individual. No tienen las facilidades que hay en Europa Occidental. La gente allí busca autonomía. Sus motivos son muy auténticos. Tienen una filosofía clara: al fin y al cabo, si tus finanzas están organizadas, eres autónomo en todo. Se trata de ser libre e independiente en las actividades del día a día.

Creo fervientemente en este principio y, seamos realistas: tampoco queda alternativa.

Olvida los cuentos de hadas: bienvenido al nuevo mundo de las oportunidades

Nuestra sociedad busca una nueva jerarquía que no esté determinada únicamente por el capital. Sin embargo, no todas las instituciones se han dado cuenta todavía. Aún hay muy poco movimiento. Según los medios de comunicación, la economía está mejorando, pero, de hecho, el sistema actual se está desmoronando por todas partes. ¿Todavía crees en el futuro de nuestro modelo económico actual? ¿Y te da suficiente perspectiva?

¿Por qué no puedes encontrar un lugar en la nueva economía, con tu propia perspectiva original, en la que aproveches al máximo el potencial del nuevo mundo? O como dijo Steve Jobs en una ocasión: «Ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición». Y todos sabemos lo importante que se volvió Apple.

Cada persona es responsable de dirigir su carrera profesional hacia una dirección positiva. En el presente y en el futuro. Reinvéntate a partir del potencial y la curiosidad de una empresa emergente. ¡Recupera la motivación en tu vida al hacer lo que te gusta! Esa es la filosofía de «diseñar un mundo en el que las personas sean lo primero».

Un lema en el que preveo una sociedad en la que las personas trabajen juntas basándose en su propia autonomía «independiente» y en la que ¡tú eres el protagonista! Convéncete a ti mismo y empieza a trabajar con otras personas hoy. ¡Siente el poder de la conexión humana! Porque si trabajas en lo que te importa, siempre harás más y rendirás mejor. Crea tu propia empresa emergente y dalo todo.

Creo fehacientemente en una carrera profesional en la que el futuro se centre en crecer junto con otras personas a partir de la confianza. Siento a diario que la gente está preparada para este nuevo desafío, para seguir evolucionando a partir de un mejor equilibrio.

Asumir la filosofía de la nueva generación de empresas

Dentro de 5 años, mi predicción es que prevalecerá el «nuevo mundo». La forma tradicional de hacer negocios desaparecerá. El mecanismo por el que una empresa se forma con sus propios empleados y se le da un marco legal, y luego cobra a los clientes por acceder a un producto escaso, dejará de funcionar.

El control del mundo lo ha tomado una generación de empresas que facilitan tecnología informática para proporcionar a las personas ingresos distintos o adicionales. Les permite iniciar su propio negocio con productos superiores. Les permite obtener una base financiera a partir de la tecnología, Internet y la conexión particular entre las personas. Así se sientan los cimientos desde los que tú, al igual que otras personas, puedes dar una nueva dimensión a tu propia autonomía económica.

El mundo actual ofrece estas posibilidades. La afiliación es el futuro. Es realmente el motor de cambio en todos los sectores y profesiones. Pone a la gente en movimiento a partir de un modelo de ganancias equilibrado que se basa en la participación y el potencial, en el desarrollo del talento propio para progresar, en crecer como ser humano adquiriendo conciencia y felicidad. Al fin y al cabo, se trata del bienestar de todos nosotros.

Esa es mi motivación. Una clara elección para una imagen de futuro inspiradora. Trabajar en algo grande, partiendo del principio de «diseñar un mundo en el que las personas sean lo primero».

¡Te deseo mucho éxito!

Lucas IJsbrandy, CEO de Beyuna