Autonomía financiera basada en una iniciativa empresarial social

Nuestra economía se está revitalizando a un ritmo acelerado. Sin embargo, no todas las instituciones se han dado cuenta todavía. Aún hay muy poco movimiento. Según los medios de comunicación, la economía está mejorando. No obstante, el hecho es que nos encontramos en una espiral repetitiva. La deuda sigue siendo alta, las comisiones desproporcionadas no cesan y los minoristas a la vieja usanza se están multiplicando.

La nueva generación está buscando activamente ingresos adicionales

En la actualidad, todavía no somos capaces de eliminar del sistema los dogmas existentes. Es precisamente en la política actual donde todavía no existe una visión de futuro sobre el modo en que la sociedad experimenta los cambios significativos.

Como consumidores, buscamos en concreto una solución estructural para conseguir una situación económica más estable, no solo en el presente, si no sobre todo para el futuro. Generar unos ingresos propios o adicionales a partir del potencial y la red que uno tiene. Esto es precisamente porque la gente busca rentas adicionales poniendo a disposición sus propios productos y servicios de su red.

Por lo tanto, en los próximos años, la combinación de los ingresos existentes y los ingresos residuales será una respuesta a la actual incertidumbre económica. Un futuro financiero saludable con ingresos residuales derivados de regalías. Estos ingresos continuarán durante mucho tiempo en el futuro, también para las generaciones siguientes. Beyuna ofrece asimismo una solución atractiva.

Como sucede con la creciente economía colaborativa, nuestro modelo en red marca la diferencia con un producto de primera calidad y una plataforma digital de afiliados.

El éxito de los nuevos modelos de ingresos económicos, como Uber, Airbnb y SnappCar, demuestra que esta nueva tendencia ha venido para quedarse; porque es precisamente la posibilidad de tener rentas extra lo que hace que estos modelos sean tan atractivos para los consumidores.

El parecido con Uber es claro

Uber es el exponente de una empresa que carece de activos (coches), pero que sirve de intermediaria ofreciendo servicios de transporte superiores. Con tecnología informática de alta calidad se pone en contacto a proveedores y clientes. Beyuna no dispone de puntos de venta, sino que proporciona un concepto en red que pone en contacto a proveedores y clientes, y lo organiza de manera óptima mediante la tecnología informática y una plataforma digital.

En nuestro modelo asumimos el principio del equilibrio entre ganancias e ingresos. Lo esencial de Beyuna es que los participantes se benefician del éxito del producto que ellos mismos distribuyen en el mercado. También existe un paralelo con el éxito internacional actual de Alibaba, que puede explicarse igualmente porque las ganancias vuelven a los distribuidores a través de la plataforma. Debe quedar claro que no hay vuelta atrás. Los nuevos conceptos en red representarán un papel estructural en el renacimiento de la economía mundial.

Una situación equilibrada en la que todos ganan

Nuestro modelo solo puede beneficiar a usuarios entusiastas de los complementos nutricionales de Beyuna. No hay una fórmula más clara que «probarlos antes de comprarlos». Probar el producto funciona únicamente si es lo bastante bueno. Es justo y transparente, además de basarse en una fórmula rigurosa.

Si los productos de Beyuna no dan los resultados prometidos, dejarán de comprarse. Se trata de una situación totalmente equilibrada en la que todos ganan. Los distribuidores están convencidos del efecto de los productos de Beyuna, lo cual les motiva a acumular ingresos adicionales. Ellos mismos utilizan los productos y los prueban en su red. Se marcan unos objetivos claros en función de su entusiasmo.

Lucas IJsbrandy, CEO de Beyuna